Multiplataforma / Aventura

Publicado el 24 de julio de 2012 a las 09:00

Assassin's Creed III: 5 claves históricas para disfrutar al máximo del juego

Antonio Santo sale a la pizarra y nos cuenta a todos las claves históricas para que no se nos escape ni un detalle de las aventuras de Connor en lo nuevo de Ubisoft

    Enviar a Meneame Compartir en Tuenti    
    
Assassin's Creed III: 5 claves históricas para disfrutar al máximo del juego

¿Qué te parece este artículo? ¡Pedazo de artículo!

¿Cómo puedo calificar una noticia?

Ya hemos hablado hasta la saciedad de Assassin's Creed III, el próximo bombazo de Ubisoft: todos los detalles sobre su protagonista, Connor; los añadidos al sistema de juego, punto por punto; el salto temporal hacia el siglo XVIII, amén del cambio de continente... Y sin embargo, hasta ahora hemos estado pasando por alto una cuestión muy importante: que, para un público español, no basta con decir “el juego está ambientado en la Guerra de Independencia de los Estados Unidos” y dar por sentado que con eso ya está todo dicho. Obviamente, para Norteamérica se trata de un episodio histórico más que conocido, pero no es así (ni muchísimo menos) para un lector europeo...

Ya contó el director creativo del juego, Alex Hutchinson, que conocer algo de la historia de la Revolución Americana sería, si no imprescindible, sí un bonus que haría disfrutar más el juego. Y como en Vadejuegos queremos que lo goces al máximo con el mando en las manos, y de paso nos gusta aprender de todo un poco, nos hemos sumergido en los libros de historia para explicaros un poco mejor el contexto histórico-social en el que se enclava la acción de esta nueva entrega de la guerra eterna entre Asesinos y Templarios. Así pues, vamos a hacernos las cinco preguntas para disfrutar a tope Assassin's Creed III... y de paso aprender un poco de Historia.

1. AC3 está ambientado en 1770, pero... ¿qué pasaba en el siglo XVIII?

El siglo XVIII es un momento clave de la historia de Occidente: es la época de la Ilustración, en la cual la Humanidad renuncia definitivamente al oscurantismo medieval y toma la luz de la Razón como guía. Es la época de filósofos como Kant, Montesquieu, Russeau o Adam Smith, que configuran las bases del pensamiento, la teoría política e incluso económica de la civilización occidental hasta nuestros días; también de pintores como Goya o Jacques Louis-David y músicos como Mozart y Beethoven (casi nada); además, es el momento en el que nace la ciencia moderna, con ilustres nombres como Isaac Newton (el primero en describir la acción de la gravedad).

También es la época de las tres grandes revoluciones que cambiaron la historia de Occidente (una de ellas revolución sólo en sentido figurado): la Revolución Francesa, la Guerra de la Independencia de los Estados Unidos y la primera Revolución Industrial inglesa. Es decir, para entendernos: durante este siglo se inician los cambios en la mentalidad de la gente, en la política, en la economía e incluso en la ciencia que han hecho que nuestro mundo sea como es. Pero no adelantemos acontecimientos...

2. ¿Qué fue la Guerra de Independencia de los Estados Unidos?

Mucha gente no distingue con claridad entre la Guerra de Independencia y la Guerra de Secesión, y no sólo ocurrieron con más de ochenta años de diferencia sino por razones totalmente diferentes. La Guerra de Secesión fue una guerra civil entre los estadounidenses del norte (federalista, industrial y en contra de la esclavitud) y del sur (confederado, campesino y esclavista).

En la Guerra de la Independencia aún no había ni siquiera americanos como tal, por la sencilla razón de que en aquel momento el país no existía: era sólo una colonia de Inglaterra. Es decir: se trató de una guerra entre los ingleses de las Trece Colonias, que querían ser independientes, y el ejército del rey junto con tropas y algunos colonos que aún permanecían leales a la corona. Y, entre medias, otras fuerzas con intereses cruzados: franceses, holandeses, alemanes, españoles e incluso las tribus indias nativas se aliaron con uno u otro bando con sus propios objetivos en mente, fuera fastidiar al Imperio Británico o granjearse su amistad.

La Guerra de la Independencia se fragua por una simple razón: las Trece Colonias pagaban impuestos (y muy elevados) pero no tenían a cambio representación en el parlamento británico ni capacidad de decidir a qué se dedicaban sus impuestos (con lo cual muy pocas veces se usaba ese dinero para mejorar sus condiciones). Durante veinte años antes de la Guerra de la Independencia se extendió el eslógan reivindicativo “no taxation without representation” (“ningún impuesto sin representación”), que resumía esta exigencia. Los colonos poco a poco se fueron organizando para conseguir su objetivo: manifestaciones, un congreso independiente reunido en 1774... y acopio constante de armas.

La guerra era casi inevitable; el detonante fue una pequeña escaramuza entre unos soldados que querían tomar un pequeño arsenal y la milicia de colonos que lo defendían. Este pequeño combate fue la mecha que hizo explotar la guerra: tras el choque un ejército de soldados de las colonias asedia Boston, y apenas unos días después el Congreso colonial elije a un tal George Washington como comandante en jefe de las tropas nacionales para reclutar un ejército y dirigirlo hasta el éxito final. El resto, como se suele decir, es historia... y la viviremos en Assassi's Creed III, pues es en esta época que empieza la acción del juego.

3. ¿Cómo vivía una persona de la época?

Antes decíamos que el siglo XVIII fue la época de la Ilustración, el nacimiento del mundo moderno, de la ciencia, un siglo de cambios y revoluciones... Pero todo eso ocurría en los palacios, en las catedrales, en las universidades y en los campos de batalla.

En la calle, las personas normales no llevaban una vida muy diferente de la que tenían en la Edad Media. La tecnología que provocó la Revolución Industrial no era aún ni siquiera un sueño: las máquinas a vapor estaban aún en desarrollo (los primeros barcos son de finales de siglo) ni motores de explosión (que no se inventaría hasta mediados del siglo XIX). La mayor parte de la población europea era analfabeta, trabajaba en la agricultura o en la ganadería y vivía en pequeñas poblaciones casi incomunicadas.

Para trasladarse entre lugares alejados tenías tres opciones: si eras una persona pudiente, podías viajar en carruaje (siempre que la carretera fuera medio decente... cosa poco común) o a caballo; la mayoría de la población debía caminar, motivo por el cual los desplazamientos eran prácticamente nulos salvo epidemias, sequías muy graves o guerras. Sólo los más ricos podían estudiar, y el sistema educativo seguía siendo básicamente el de la Edad Media (gramática, aritmética, teología, derecho...). La Iglesia seguía teniendo muchísimo poder en la vida cotidiana; hizo falta la Revolución Francesa para que se empezara a separar la Iglesia del poder político.

La medicina tal y como la conocemos aún no existía. Aún se creía en la teoría de los humores, que decía que la salud se pierde cuando la proporción entre los “humores” (líquidos) del cuerpo se desequilibra; así pues, uno de los remedios más extendidos en caso de enfermedad eran las sangrías para recuperar ese equilibrio perdido.

Otra opción eran los remedios naturales, que en su mayor parte no funcionaban o como mucho aliviaban algún síntoma. La alimentación era muy deficiente, y muchas personas enfermaban por falta de determinados alimentos (como la fruta) o por comer otros en mal estado (como el poco pescado o carne al que podían acceder las personas sin mucho dinero). Elementos ahora cotidianos para nosotros como la patata y el tomate, originarios de América, se estaban aún extendiendo en la gastronomía común. Curiosamente, los campesinos comían mejor que los habitantes de las ciudades... salvo en épocas de sequía, granizos fuertes, incendios, plagas, malas cosechas o impuestos extraordinarios por alguna guerra; además, las medidas más básicas de higiene (como lavarse las manos antes de comer o de curar una herida) aún no se conocían, por lo que las infecciones eran comunes... y en un mundo sin antibióticos eso podía significar la muerte en pocos días. Entre una cosa y otra, la esperanza de vida media rondaba los 30 años (para empezar porque era difícil sobrevivir a la infancia), y poca gente llegaba a vivir más de 60.

Habría mucho más que contar, pero más o menos con esto nos podemos hacer una idea de cómo era la vida del siglo XVIII para la gente de la calle, que tenía que preocuparse más por sobrevivir que por cosas como la razón y el conocimiento... y toda esa frustración se convirtió, llegado el momento, en revoluciones para derrocar el Antiguo Régimen que seguía pisoteando al pueblo llano. Por desgracia todo lo que vino después, aunque fue mejor en muchos sentidos, tampoco convirtió nuestra civilización en un paraíso... tal y como se comprueba sólo con encender la televisión y ver las noticias cinco minutos.

4. ¿Cómo eran las ciudades de Assassin's Creed III?

Además del vasto territorio boscoso de la Frontera, en AC3 visitaremos sobre todo dos de las ciudades más grandes del subcontinente norteamericano: Boston y Nueva York. Pero ¿cómo eran exactamente estas ciudades, de qué vivían? Para empezar es imprescindible que seamos capaces de verlas según la escala de la época: lo que ahora es para nosotros una ciudad mediana, en aquel momento habría sido una de las metrópolis más grandes de Europa... Alrededor de 1775, las ciudades más pobladas del mundo eran Tokio y Pekín, que ya rondaban el millón de habitantes.

En el mundo occidental, en Londres y París vivían unas 710.000 y 600.000 personas respectivamente, pero estaban muy por delante del resto de ciudades de Europa (por poner un ejemplo, Madrid sólo tenía 135.000 habitantes...). Boston contaba en 1765 con una población de 15.500, mientras que Nueva York en 1790 superaba los 340.000 habitantes.

Ambas ciudades estaban construidas en su mayoría con madera: no había canteras de piedra cerca, y además su extracción y manipulación eran muy caras, por lo que se reservaban para los edificios oficiales, iglesias y poco más. Las dos vivían principalmente del comercio marítimo (de ahí la gran importancia de los barcos en Assassin's Creed III). En el caso de Nueva York, la principal potencia económica de las Trece Colonias, su materia de comercio más importante era la harina (hasta el punto de que en el escudo de Nueva York aún pueden verse un molino de viento y dos barriles de harina), pero también el ganado, productos químicos e instrumentos técnicos manufacturados.

Boston comerciaba con ron, tabaco y sal, además de con té (lo que causó el famoso Motín del Té, uno de los problemas que terminaron de convencer a los colonos de lanzarse a la Guerra de la Independencia... pero eso, una vez más, es otra historia). En definitiva: Boston y Nueva York eran dos de las ciudades más vibrantes, pobladas y económicamente fuertes del país; por eso fueron escenario de algunas de las batallas y sucesos más importantes de la Guerra... y por eso precisamente tienen tanta importancia en Assassin's Creed III.

5. ¿Cómo eran los nativos norteamericanos de la época y qué papel tuvieron en la guerra?

En este asunto vamos a tener que resumir mucho más de lo que nos gustaría: aunque la historia y la cultura de los indígenas norteamericanos es apasionante, la cantidad de tribus y etnias distintas es tan grande que haría falta escribir todo un libro para hacer un mapa más o menos fiable de su situación. Vamos a tener que conformarnos con bosquejar algunos detalles.

Hay muchísimas tribus, como decíamos, pero las más relacionadas con esta guerra por el bando de los revolucionarios fueron los neida, tuscarora, wataiga, catawba y lenape; por los realistas, los onondanga, cayuga, seneca, cherokee y, finalmente, los mohawk a los que pertenece Connor. La mayoría de las tribus de la época estaban organizadas en la Confederación Iroquesa, una liga de naciones indias que llevaban aliados desde hacía siglos. Sin embargo, la Confederación no entregó su lealtad en bloque al mismo bando: algunas tribus defendieron a las tropas reales y otras a las revolucionarias, confiando cada una en estar ayudando al caballo ganador para conseguir a cambio mejores condiciones para su pueblo. Por desgracia para ellos, tal y como la historia demuestra no consiguieron nada de lo que pretendían...

Las tribus indias de la época no son los pieles rojas casi prehistóricos que vemos en las películas del oeste: además de estar organizados democráticamente en la Confederación, ya habían abrazado muchas costumbres occidentales (no todas buenas precisamente) e iban a la guerra con armas de fuego exactamente igual que los ingleses. Seguían manteniendo sus religiones animistas, en las que la naturaleza, los objetos y los animales estaban dotados de espíritu y tenían una chispa de la divinidad en su interior. Cada tribu tenía su animal totémico: un gran espíritu protector que simbolizaba las virtudes que la tribu más admiraba. El oso representaba la fuerza; el cuervo y el zorro, la astucia; el águila, el valor; el castor; el trabajo...

La tribu de Connor es la mohawk; la palabra significa “comehombres” (por su tótem, el lobo), aunque ellos se llamaban a sí mismos “los hombres del pedernal”, por la región de la que provenían. El tótem de los mohawk era el lobo, uno de los más complejos y “poderosos”: simbolizaba la lealtad, la inteligencia, el valor. Antes de la llegada del hombre blanco se dedicaban principalmente a la caza y la pesca, además de la agricultura de plantas como el maíz y el tabaco. En la época de Assassin's Creed III quedaban muy pocos; la mayoría se alineó con las tropas inglesas por las promesas británicas de respetar los territorios indios. Su principal líder fue Joseph Brant, del cual no se sabe si aparece en el juego... Aunque, habida cuenta de que Brant se codeó tanto con los principales líderes ingleses (incluso el rey Jorge III) como con sus enemigos revolucionarios (como el mismo George Washington) no sería de extrañar en absoluto.

Publicado por

@AntonioSanto Editor de Vadejuegos

Registrate

Detalles del juego

Assassin´s Creed III

Valoración VADEJUEGOS

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

Valoración media de USUARIOS

  • 1
  • 2
  • 3
  • 4
  • 5

TU VALORACION

  • Palabrotas
  • Violencia

Plataformas PC

También en PS3, Wii U, Xbox 360

Género Acción/Aventura

Lanzamiento 3Q 2012

Análisis del juego

No hay ningun analisis por el momento.

Escribe tu análisis

Galería multimedia

Comentarios

Más noticias relacionadas

Ubisoft:

WiiU

Ubisoft: "Las nuevas consolas están tardando demasiado"

Publicado el 23 de julio de 2012 a las 12:06 por  @Redacción VDJ

¿Por qué es tan difícil adaptar un videojuego al cine?

Multiplataforma

¿Por qué es tan difícil adaptar un videojuego al cine?

Publicado el 11 de julio de 2012 a las 15:36 por  @Antonio Santo

El director creativo de Assassin's Creed III cuenta detalles del juego

Multiplataforma

El director creativo de Assassin's Creed III cuenta detalles del juego

Publicado el 10 de julio de 2012 a las 16:57 por  @Redacción VDJ

Ubisoft prepara una película de Assassin's Creed

Multiplataforma

Ubisoft prepara una película de Assassin's Creed

Publicado el 9 de julio de 2012 a las 14:35 por  @Antonio Santo




Tags relacionados

The Secret World MMORPG
Los virus menos peligrosos y más absurdos de la historia

Los virus menos peligrosos y más absurdos de la historia

Un repaso a los virus informáticos más inútiles jamás programados

World of Tanks juega gratis
Los 5 MMO más esperados del momento

Los 5 MMO más esperados del momento

Os presentamos los cinco juegos masivos online que más nos llaman la antención para los próximos meses

Lo último en VaDeJuegos

Cómo pasar la Semana Santa según Borja Pérez

Multiplataforma

Cómo pasar la Semana Santa según Borja Pérez

Publicado por @Redacción VDJ

Lanzamiento RetroN 5: la consola retro estará disponible en mayo

Multiplataforma

Lanzamiento RetroN 5: la consola retro estará disponible en mayo

Publicado por @Redacción VDJ

Análisis de Final Fantasy XIV: A Realm Reborn para PS4

Multiplataforma

Análisis de Final Fantasy XIV: A Realm Reborn para PS4

Publicado por @Redacción VDJ

Amazon prepara su propio smartphone

Multiplataforma

Amazon prepara su propio smartphone

Publicado por @Redacción VDJ

Texas HoldEm Poker gratis online

Texas HoldEm Poker gratis online

Practica o aprende a jugar a "Texas HoldEm Poker" gratis online.