Tecnología / Otros

Publicado el 19 de julio de 2014 a las 15:19

Así será el futuro: la integración de la tecnología en la vida cotidiana

Damos un repaso a la integración tecnológica y su posible rumbo en los próximos 10 años

    Enviar a Meneame Compartir en Tuenti    
    
Así será el futuro: la integración de la tecnología en la vida cotidiana

¿Qué te parece este artículo? Sin calificar

¿Cómo puedo calificar una noticia?

La tecnología siempre ha tenido una importancia mayúscula para el ser humano, hasta el punto de que es, en cierta medida, lo que nos define como humanos. El fuego y la rueda ya eran tecnología, como lo son los transbordadores espaciales, los frigoríficos o el dispositivo electrónico en el que estáis leyendo estas líneas. No es que a día de hoy el ser humano no pueda vivir sin tecnología: es que hace más de 10.000 años que no puede.

Sin embargo, con la llegada de la era digital, hemos visto a los dispositivos electrónicos introducirse en muchas facetas de nuestra vida que hasta entonces estaban libres de artilugios tecnológicos. Hoy en día necesitamos dispositivos electrónicos para entretenernos, mantener el contacto con nuestros amigos, buscar trabajo, encontrar pareja... Vivimos permanentemente encadenados a pequeños dispositivos que, a su vez, nos conectan con el resto del mundo.

Pero, ¿a dónde podría llegar la tecnología en los próximos años? ¿De qué nuevas formas podría integrarse en nuestra vida cotidiana, hasta hacerse parte indispensable de ella? Hace 10 nadie sabía de la existencia de Facebook y no existían los smartphones, por ejemplo. Sin embargo hoy, cualquier persona sin un teléfono inteligente permanentemente consigo y un puñado de cuentas en redes sociales estás prácticamente condenado al ostracismo. ¿Qué podrían traer los próximos 10 años?

Nos guste o no, el futuro de la tecnología en los próximos años pasa por Google. Hace poco hemos sabido de MindRDR, la primer aplicación para Google Glass que "lee la mente" mediante un pequeño dispositivo anexo llamado Neurosky. Es una tecnología nueva que aún está empezando, y por lo pronto sólo es capaz de medir nuestra concentración, pero en pocos años los dispositivos que detecten nuestras emociones mediante nuestra actividad cerebral podrían convertirse en algo cotidiano.

Conforme los llamados "wearables" se vayan volviendo cada vez más comunes, nuestro organismo estará cada vez más sometido al escrutinio electrónico. Una serie de dispositivos interconectados monitorizarán nuestra posición geográfica, nuestro ritmo cardíaco, lo que estamos mirando e incluso nuestro estado de ánimo. ¿Suena a distopía cyberpunk? Pues podría ser realidad en menos de diez años.

Tampoco es cuestión de volverse alarmistas. A fin de cuentas, esta tecnología sigue siendo opcional... de momento. Si Google Glass se impusiera, por ejemplo, podría convertirse en algo habitual conectar con nuestros amigos y saber en tiempo real qué es lo que están viendo, del mismo modo que ahora podemos saber al instante lo que piensas mediante Twitter, o ver sus fotos en Facebook. ¿Sería esto un atentado contra la intimidad? Lo mismo se clamaba de Facebok hace no 10, sino 5 años. Y... ¿a cuántas personas jóvenes conocéis que no lo tengan?

Por suerte o por desgracia, la integración del ser humano y la tecnología es ya un movimiento imparable. Sin embargo, mientras que la mayoría de los escritores de ciencia ficción del siglo XX pensaban que esta integración se produciría por la fuerza, de la mano de gobiernos autoritarios o de corporaciones que deseaban mantener más controlados a sus trabajadores, parece ser que se realizará de una manera más suave. Tan suave, que no sólo no nos tendrá que ser impuesta, sino que pagaremos gustosamente muchísimo dinero a cambio de estar monitorizados día y noche.

Llegados a este punto, habrá quien se ponga en pie y proclame que con él no podrán, que nadie podrá obligarlo a comprarse ninguno de esos dispositivos, por útiles y atractivos que puedan parecer. Le pedimos que vuelva a sentarse, ya que en realidad no hay escapatoria posible. Cuando todo el mundo lleve en las gafas una cámara que graba absolutamente todo lo que miran, cualquier cosa que hagamos en un lugar público quedará registrada.

No se trata, en todo caso, de que haya que prohibir Google Glass ni dispositivos similares. Su utilidad y su potencial es indiscutible. Además, tampoco serviría de nada, porque como ya hemos dicho el proceso de integración es imparable y hay otros muchos dispositivos que podrían ocupar su lugar. No hace mucho hablábamos aquí de Project Tango, una nueva tablet diseñada por Google, aún no a la venta, con una serie de sensores que detectan y reconocen en todo momento todos los objetos que tiene alrededor.

Que no se entienda este texto como un manifiesto tecnófobo. La tecnología nunca es buena ni mala en sí misma, sólo son buenos o malos sus usos. El mismo fuego que hace 10.000 años servía para cocinar la carne valía también para quemar las chozas de la tribu vecina. De igual manera, lo posibilidad de estar permanentemente conectados y monitorizados traerá consigo mucha cosas buenas.

Entre ellas, está la posibilidad de salvar muchísimas vidas. Las personas con cualquier tipo de enfermedad podrán configurar su smartwatch para que llame automáticamente a una ambulancia si sufren un ataque. La posibilidad de grabar lo que estamos viendo y enviarlo automáticamente a la policía si el dispositivo detecta que estamos entrando en pánico, servirá para identificar a casi todos los atracadores y violadores, hasta el punto de que puede que algún día los asaltos y la inseguridad ciudadana sean cosa del pasado.

Una combinación de Google Glass y Project Tango podría facilitar la vida a las personas invidentes hasta extremos inimaginables. Los dispositivos de traducción simultánea tampoco están lejos, y en pocos años podríamos estar viajando por todo el mundo sin preocuparnos de qué idioma se hable en cada país. El futuro, en resumen, está lleno de posibilidades. Sin embargo, es menester tener presentes las dos caras de la moneda. Ninguna revolución tecnológica en la historia trajo nunca sólo ventajas, ni sólo inconvenientes.

Publicado por

@MarioMuñoz Editor de Vadejuegos

Registrate

Comentarios

Más noticias relacionadas

MindRDR, la App para Google Glass que lee el pensamiento

Tecnología

MindRDR, la App para Google Glass que lee el pensamiento

Publicado el 17 de julio de 2014 a las 11:40 por  @Mario Muñoz

Google nos muestra Project Tango

Multiplataforma

Google nos muestra Project Tango

Publicado el 27 de junio de 2014 a las 11:57 por  @Redacción VDJ

Watch Dogs - Una distopía muy cercana

Multiplataforma

Watch Dogs - Una distopía muy cercana

Publicado el 8 de mayo de 2014 a las 10:55 por  @Mario Muñoz

Distopía y videojuegos, un repaso a la historia

Multiplataforma

Distopía y videojuegos, un repaso a la historia

Publicado el 11 de abril de 2014 a las 10:08 por  @Mario Muñoz

El Cyberpunk en los videojuegos

Multiplataforma

El Cyberpunk en los videojuegos

Publicado el 19 de marzo de 2014 a las 10:56 por  @Mario Muñoz




Tags relacionados

Especial Fun & Serious

Especial Fun & Serious

Todo cuanto debes saber sobre el festival europeo del videojuego por excelencia

TGA y PS Experience: los tráilers imprescindibles

Los mejores tráilers de los TGA y Playstation Experience

No te pierdas ni un segundo de estos espectaculares vídeos

War Thunder Free
League of Legends
NosTale

Lo último en VaDeJuegos

Steam lanza sus ofertas de navidad

PC

Steam lanza sus ofertas de navidad

Publicado por @Mario Muñoz

Arranca Todopoderosos, el podcast cultural para unirlos a todos

Multiplataforma

Arranca Todopoderosos, el podcast cultural para unirlos a todos

Publicado por @Redacción VDJ

Crítica de The Crew

Multiplataforma

Crítica de The Crew

Publicado por @José Carlos Castillo

Crítica de Super Smash Bros. para Wii U

WiiU

Crítica de Super Smash Bros. para Wii U

Publicado por @Lois Luarque

Why So Serious? - por Arturo González Campos

Multiplataforma

Why So Serious? - por Arturo González Campos

Publicado por @Redacción VDJ

Juegos de 2 jugadores gratis online

Juegos de 2 jugadores gratis online

76 juegos de dos jugadores online gratis a los que puedes jugar sin necesidad de descargar ningún archivo en tu PC o Mac.