9,2
Recomendado
Plataformas: PSP
Género: Plataformas
edad

Análisis Rayman Origins, una joya hecha videojuego

Ubisoft brinda una obra maestra para los poseedores de una PlayStation Vita



Hace poco más de tres meses Ubisoft sorprendió a todo el mundo con el lanzamiento de Rayman Origins, un título, a priori menor, que se consagró como una de las grandes revelaciones del pasado 2011.

Incluso la propia editora y desarrolladora francesa quedó sorprendida por el resultado final, no porque dudasen del buen hacer del genio Michael Ancel, ni por el regreso de su mítica saga Rayman, sino porque, hoy día, resulta complicado ofrecer un producto realizado en 2 dimensiones, dibujado a mano, que mantenga la magia de los videojuegos más clásicos... de otra época.

Visto el éxito que tuvo el título en Xbox 360 y PlayStation 3, no era de extrañar que Ubisoft tomase la decisión de llevar esta experiencia a una consola portátil, siendo PlayStation Vita la máquina elegida, por sus capacidades de control, gracias a la inclusión de sus dos sticks analógicos y por sus capacidades tecnológicas, permitiendo ofrecer la misma experiencia que en consolas de sobremesa sin recortes.

Rayman Origins supone el retorno de la que fue, antaño, la mascota predilecta de la compañía francesa, hasta hoy eclipsada por los simpáticos Rabbids, pero sin el arrollador carisma del muñeco creado por Ancel en 1995. Pero más allá del regreso de Rayman, Origins es el retorno de la saga al género que lo vio nacer, las plataformas y las aventuras en 2D.



Michael Ancel siempre ha puesto todo su mimo y cuidado en todo lo que ha hecho, pero jugando a este Rayman Origins se nota el especial cariño que tiene a su criatura, por ello, decidió crear el videojuego alejado de los grandes equipos de desarrollo, de forma que se fue a un pequeño estudio en Montpellier, rodeado de los mejores artistas de Ubisoft París, que han plasmado la visión del creativo galo en un juego que recuerda a un lienzo en movimiento.

Porque Rayman Origins, por encima de lo demás, entra por lo ojos. Es un título precioso, bello, cargado de detalles, en el que cada fase, escenario, plano, personaje, ya sea amigo o enemigo, está dibujado y creado con finura y delicadeza. Este videojuego es una obra cargada de personalidad y de carisma donde la línea entre película de animación y videojuego es tan delgada que, muchas veces, hará que dejemos de jugar para deleitarnos con los escenarios o las secuencias que nos muestra.

Para conseguir esos entornos de factura tan impecable, Ancel ha apostado por los colores vivos y cálidos, en algunos casos exagerados de tal forma que parezca que el videojuego se escapa de la pantalla de la PlayStation Vita, desbordada de tanto colorido.

Queda claro que este Rayman Origins es un perfecto ejemplo de un trabajo artístico impecable, de los mejores en el último lustro, pero no es la única bondad del juego, porque el videojuego vuelve por sus derroteros de aventura y plataformas. En cuanto arrancamos el juego en la portátil, nos damos cuenta de que estamos ante un magnífico plataformas, trazado con mano firme y experta, aunando aquello que quieren quienes se acercan a este tipo de videojuegos, ya sean jugadores expertos o recién iniciados: Un juego largo (cuenta con 60 niveles) y una curva de dificultad asequible -el juego arranca de manera sencilla, mostrando a un Rayman que va aprendiendo nuevos poderes y movimientos a la vez que el usuario, de forma que la dificultad va in crescendo con el paso de las fases-.



El diseño de las fases y de los enemigos es muy inteligente, acompañando de forma aguda al jugador, ofreciendo, según avanzamos, un reto mayor e interesante.

Es importante remarcar que Ubisoft se ha alejado de la inclusión de controles táctiles porque sí, apostando por un manejo más clásico, utilizando los botones y los sticks analógicos de PlayStation Vita. Todo un acierto, en definitiva, puesto que el frenetismo que alcanza Rayman Origins en sus fases finales requiere de un control preciso, alejado de florituras innecesarias.

A nivel sonoro las melodías y los efectos que escuchamos mantiene el mismo nivel, el humor impregna cada poro del juego y eso no solamente se nota en el diseño visual del juego, sino en la música que escuchamos, dulce, tímida, alegre, frenética... cualquier adjetivo que se os ocurra contará con sus propias notas.

Lamentablemente no es oro todo lo que reluce. Este port del videojuego lanzado hace 3 meses en PlayStation 3 y Xbox 360 llega recortado, de forma que aquellos que esperen disfrutar del modo cooperativo incluido en las versiones de sobremesa se encontrarán con la sorpresa de su no inclusión, un detalle que han querido paliar con la posibilidad de jugar las fases en un modo fantasma, intentando batir el tiempo y los puntos obtenidos por otros jugadores, pero que no es aliciente suficiente comparado con una partida cooperativa.

Conclusiones

Rayman Origins es, probablemente, el mejor juego que tiene este catálogo de lanzamiento de Vita. Una joya que debe estudiarse por aquellos que quieren hacer videojuegos y un diamante que debe jugarse por todo aquel que ama esta forma de ocio.

Es un juego sencillo de inicio, apto para no iniciados y complejo y retante para los que buscan grandes retos. Además, su maravillos apartado artístico enamorará a cualquiera que lo vea.

Una compra imprescindible.

Lo mejor: El diseño artístico, las animaciones de los personajes, su música, ese humor inocente y pueril, los controles, su dificultad apta para todos los público

Lo peor: No cuenta con modo cooperativo, que ya lo hayas jugado en Xbox 360 o PlayStation 3.


Ficha técnica

Secciones relacionadas

Tags relacionados



PlayStation Vita

Así es la nueva PlayStation Vita

Así es la nueva PlayStation Vita

El dispositivo llegará a todos los hogares del planeta las próximas navidades ...

Todo sobre el Robo datos de PSN

PlayStation Network

Especial: Sigue al minuto todo sobre el robo de datos de los usuarios de PlayStation Network

Accede desde aquí a toda la información publicada sobre el robo de datos de PlayStation Network: Noticias, especiales, opinión......