¿Réflex o compacta? unos pequeños consejos para elegir tu cámara de fotos

Un repaso a las principales características de las dos tipologías de máquinas de fotos existentes en el mercado



Mucha gente gusta de pasear por el campo, por la playa o incluso de dar paseos subacuáticos. Y, además, a mucha gente de este tipo le gusta la fotografía, un hobbie bastante saludable, porque invita a salir a explorar el mundo en busca del disparo perfecto. Es por eso que mucha gente se lanza a la compra de algún tipo de cámara fotográfica, pero ¿realmente sabemos distinguir entre una cámara réflex o una compacta?, o ¿cuál es la óptica más adecuada? Estas y otras preguntas las despejamos en este paseo por el mundo de la fotografía.

¿Réflex o compacta?

Desde hace un tiempo veo a muchas personas por la calle o por el campo con sus grades cámaras negras, con esos objetivos tan alargados, y me pregunto ¿de verdad saben lo que se han comprado? Evidentemente, el primer punto de este articulo debía versar sobre la diferencia entre estos dos tipo de cámaras. Lo primero que tenemos que saber de las réflex es que son más grandes y, por tanto, menos portables que las compactas, que son mucho más livianas. El nombre le viene de un espejo que alberga el cuerpo en el interior y, sobre todo, la óptica, es decir, los objetivos que son intercambiables. Esto resulta vital para un profesional, porque mediante objetivos, podrá ajustar mejor la toma a según qué situaciones.



Las cámaras compactas son trocitos de tecnología embutidos en un cuerpo, pues eso, compacto. El objetivo en este caso no es desmontable, es fijo. Son mucho más fáciles de usar y configurar, y suelen estar indicadas para aquellas personas que aun gustando la fotografía, no quieren complicarse la vida. Ya hoy en día, las ópticas de este tipo de cámaras han mejorado mucho y las hay de todo tipo, desde las que tienen múltiples objetivos, hasta las que poseen una pantalla que se pliega. Se trata de todo un mundo donde la variedad hace acto de presencia con cada fabricante.

Tanto un modelo como el otro, aportan sus ventajas. Por ejemplo, es verdad que la portabilidad de las cámaras de tipo compactas es evidente. Los sensores suelen ser mejores en las de tipo réflex, además de poseer unos estabilizadores más depurados. Aun así, las compactas aguantan bien el tirón. La óptica también es algo que canta a la vista en la comparación. Los objetivos desmontables de las cámaras réflex hacen que estemos siempre buscando la mejor configuración. Por ejemplo, si queremos sacar a algo muy de cerca, buscaremos una lente de tipo “macro”. Si lo que buscamos es justo lo contrario, pues un objetivo gran angular o “tele”. Esto, por supuesto, es rasgar sólo la primera capa del gran mundo de las lentes. Pero es esencial que quede claro que la configuración es fundamental para poder capturar la panorámica que más se ajuste a nuestra visión. Además, las ópticas de las de tipo réflex no son fijas, salvo en alguna excepción.



Un paso importante de estos dispositivos es su capacidad de capturar la gama de blancos, puesto que el color blanco es el más difícil de retratar. La foto más compleja y difícil es siempre con la nieve de fondo. Sin duda todo un reto para los amantes de la fotografía.

La gran pregunta

Primero, y a la hora de plantearse siquiera el adquirir algún tipo de cámara de fotos, el usuario debe hacerte la gran pregunta, que no es otra que: ¿Para qué la voy a utilizar? Parecerá una mera tontería, pero no es así. Plantearte esta cuestión es crucial para hacer la elección que más se ajuste a tus necesidades, puesto que si el usuario tan sólo la quiere para dar algún paseo o llevarla de vacaciones lo más sensato será optar por un modelo de compacta, puesto que aparte de que existen multitud de fabricantes a su disposición, se podrá encontrar una amplia gama de modelos a muy buenos precios. Pero si además lo que se busca es encontrar las mejores tomas, también hay buenas ofertas, ya que en el mercado de las compactas existen lo que se denomina como híbridos, es decir, que tienen algo de cada mundo. Son dispositivos muy portátiles pero sin sacrificar lo que supone una buena lente.



Por el contrario, si lo que se busca es capturar el momento con todos sus detalles, lo vuestro son las réflex. Son más caras que sus hermanas pequeñas, pero a cambio obtendréis una máquina precisa con configuraciones de objetivo y exposición que las compactas no alcanzan.

Un gran mundo por explorar

Evidentemente se han quedado muchos datos fuera de este artículo, pero además de que incluirlos alargaría innecesariamente este pequeño repaso. El mejor consejo es que sopeséis para qué se quiere una cámara de fotos y el dinero que os queréis gastar. Pues además de comprar la máquina, habrá que comprar al menos una tarjeta de memoria que, dicho sea de paso, existen de muchos tipos: Xd, SD, Memory Stick, Compact Flash… Sea como fuere, se trata de un mundo fascinante donde la finalidad es capturar el instante de vida que tenemos ante nuestros ojos.

Imágenes: FOTOLIA

Secciones relacionadas

Tags relacionados

Presentación en Yerba Buena

nuevo ipad de apple

Fotos del nuevo iPad de Apple

Amplia galería fotográfica de la presentación del ultimo tablet de los de Cupertino...



Un móvil Nokia con Windows Phone

Nokia Lumia 800

Fotos de la presentación del Nokia Lumia 800

Galería de fotos de la presentación del Nokia Lumia 800...

Con la nueva versión de android

Google Galaxy Nexus

Fotos del Galaxy Nexus de Google

Galería de fotos de la presentación del teléfono de Google, el Galaxy Nexus...

Nos deja a los 56 años de edad

steve jobs

Las reacciones tras la muerte de Steve Jobs en imágenes

Muestras de afecto en todo el mundo al cofundador de Apple. ...