8,5
Recomendado
Plataformas: PS3 Xbox360 Pc
Género: Acción
edadviolenciajuego online

Análisis Brink, buscando un futuro

Lo nuevo de Splash Damage llega a nuestras manos y lo desmenuzamos para que conozcas qué hay detrás del título

Quizá el subtitulo de este análisis, "Buscando un futuro", sea la mejor definición posible de Brink. Ya que no sólo se trata de esa búsqueda la que veamos en los acontecimientos que vemos en el juego, sino que también se trata de lo que Splash Damage ha ido haciendo desde que irrumpiera con fuerza en el panorama multijugador con modificaciones de mapas para el Quake 3, pero sobre todo por el apartado para varios jugadores de Return to Castle Wolfenstein.

Fue gracias a este trabajo que recibieron la oportunidad de desarrollar algo más personal, que desarrollara las ideas originales que tenía el juego de id Software. Así nació Enemy Territory (primero para Wolfenstein, luego para Quake con Quake Wars) y con él la semilla que ahora trata de arraigarse con Brink.

El Arca, principio y final

El Arca es la macro-estructura flotante gracias a la cual la humanidad ha sobrevivido a la subida del nivel del mar. Lo que comenzó como casi una prueba de laboratorio ha tenido que adaptarse y expandirse para poder albergar los vestigios de toda la sociedad y eso ha generado los conflictos que nos presenta Brink.

Por si fuera poco, frente a las autoridades locales que sólo buscan mantener el orden y conseguir que todo el Arca funcione de forma óptima, ha surgido un nuevo movimiento que se resiste a aceptar que el futuro de la humanidad se tenga que reducir a los confines del arca. Esta nueva facción de rebeldes pretenden usar recursos del Arca para buscar nuevos horizontes y obviamente esto origina los enfrentamientos que viviremos frente a los defensores del Arca.



Tú podrás formar parte de cualquiera de las dos facciones. De hecho el modo historia te hace ir eligiendo la siguiente misión que quieres jugar y esta puede ser como miembro de la revolución o como guardián del Arca. De esta forma, más que una historia continua, tendremos cada capítulo de la misma de forma suelta, siendo esta la parte más floja del juego al faltarle cierta continuidad a la misma.

Sea como fuere, una vez entramos en cada misión seguiremos la historia y con ella iremos viendo cómo cada facción lucha por su futuro. Por otro lado, además, tiene el lado positivo de que no tendremos que seguir linealmente los acontecimientos de cada bando, sino que podremos ir avanzando una misión por cada bando, por ejemplo.

El fluir de Brink

Lo que Splash Damage te propone en Brink es que, seas del bando que seas, te sientas a gusto con tu personaje. Para ello te permitirá personalizarlo casi todo lo que quieras y, aún despúes de crearlo, podrás ir introduciéndole los cambios que consideres oportunos una vez vayas desbloqueando nuevas opciones con el paso de las misiones. Esta personalización alcanza unas variables de infarto, por lo que en tu mano está decidir qué aspecto quieres lucir.

Ahora bien, esta personalización no será meramente estética. Siguiendo los pasos que comenzaran con la inclusión de clases bien diferenciadas en Enemy Territory, cada soldado en Brink será un mundo. Al principio partiremos con una clase más bien básica de luchador, pero según juguemos iremos desbloqueando nuevas opciones y tipos de personaje que nos permitirá adaptar mejor nuestra forma de jugar al juego. Así, además de las cuatro clases de soldado básicas (soldado, médico, ingeniero y el espía) tendremos que elegir si queremos personajes más rápidos y ágiles pero más débiles o más lentos pero resistentes.



Sea como fuere, es remarcable cómo han querido mantener la necesidad de coordinación entre las diferentes clases. Así un soldado (cuyas funciones podrían recordar las del comandante del Enemy Territory) puede ofrecer munición a sus compañeros con lo que, además de devolverles toda la que perdieron aumentará su capacidad, pero es que además serán estos los únicos tipos de soldados que podrán activar bombas cuando esto sea preciso. Los médicos, al igual que el soldado, pueden devolver en este caso salud perdida a sus compañeros y aumentar la barra de la misma, pero además tienen la opción de “revivir” a sus compañeros caídos en vez de dejar que estos tengan que volver al punto de salida. El ingeniero puede mejorar la potencia de las armas de sus compañeros y además desactivar las bombas de los soldados enemigos, las minas de los ingenieros enemigos, colocar sus propias minas o llevar a cabo misiones de reparación específicas. Finalmente el espía, que no interactúa con sus compañeros, puede tomar la imagen de un rival para pasar desapercibido y también cuenta con la habilidad de hackeo para las misiones que así lo requieran.

Si te has fijado, casi todas las clases cuentan con una opción especial (el soldado poner bombas, el ingeniero reparar, el espía hackear...). Esta especialización, en mapas que te obligan prácticamente a realizar cada una de esas acciones, hace que siempre tengas que tener en cuenta cuantos jugadores de cada clase hay y qué tipo de unidad es más conveniente para cada momento. Y es que para cambiar de clase no hará falta morir y reaparecer. A lo largo del mapa encontraremos diferentes puntos donde “al vuelo” podremos cambiar de clase.

Esto abre aún más las opciones tácticas ya que nos permitirá ser más flexibles a la hora de avanzar entre los diferentes objetivos. Pero es que luego ya, aumentando más la personalización, con los puntos que vayamos consiguiendo según juguemos, podremos ir adquiriendo mejoras para nuestro personaje que lo harán cada vez más único y diferente. Así un médico tendrá las opciones básicas del mismo pero luego, también , peculiaridades obtenidas a partir de puntos logrados jugando misiones.

Porque la adaptación en Brink será importante. Pese a contar con ciertas misiones “tipo”, no siempre van a ocurrir los mismos hechos y no siempre va a funcionar la misma táctica. Tendrás que adaptarte a las exigencias de cada momento y al entorno para llevar a cabo tus misiones. Y aquí entra en juego también el otro gran aliciente que el parkour. Hasta ahora las diferentes alturas o emplazamientos tenían sus entradas y salidas. Con el sistema de Brink, casi cualquier punto será alcanzable con los movimientos adecuados. Esto hará que las estrategias tengan que ser más flexibles, ya que los enemigos no sólo pueden venir desde los accesos habituales, sino que podrán escalar por muros o saltar grandes obstáculos para alcanzar su objetivo. Sin duda esto hace que más que tomar posiciones, lo que se precise sea una buena coordinación con tus compañeros para cubrir todos los flancos.



Los tipos de misiones podríamos dividirlos principalmente en dos clases. Por un lado tenemos unas misiones más clásicas donde tendremos una serie de objetivos a realizar (con diferentes clases). Por otro lado estarán las misiones de escolta en las que el equipo defensor tendrá que centrarse en proteger a su escoltado, no sin olvidar que la mejor defensa es un buen ataque, por lo que mientras varios jugadores tendrán que ir limpiando el camino por delante, otros tendrán que quedarse a defender al, generalmente, débil objetivo. Tanto en un modo como en otro cada clase de soldado  tendrá sus propios objetivos y en la consecución de estos, además de la misión principal, recaerá una bonificación posterior mayor o menor.

El multijugador en la sangre

Brink no trata de ocultar demasiado su marcado carácter multijugador. Si bien es posible jugar la campaña y sus misiones con bots para seguir la historia para un sólo jugador, e incluso cuenta con modos desafío que nos permitirán perfeccionar nuestra técnica, la verdadera salsa del juego está en jugarlo junto a otros compañeros humanos con los que organizarse y planear la forma en la que llevar a cabo los objetivos. Igual que sucediera con los Enemy Territory, en Brink no ganará el equipo que tenga al mejor individuo, sino el equipo que mejor sepa coordinarse. Así, ya sea en cooperativo con y contra bots o en modo enfrentamiento, la experiencia de juego gana enteros y toma más razón de ser cuando son otros compañeros los que te secundan y a los que das soporte.

Esto tiene el lado negativo ya mencionado de que las misiones de la campaña están demasiado seccionadas una de la otra y pierde algo el ritmo, pero compensa con creces al poder jugarlas en coopertivo o directamente en multijugador.

Tecnica al servicio del fluir

Graficamente el juego, potenciado con motor marca id Software, luce francamente bien. Puede que nos sorprenda la calidad de los vídeos, pero más lo hará el ver que en juego la calidad de tanto el entorno  como las unidades no le van demasiado a la zaga. Por otro lado, las animaciones de saltos, agarres y deslizamientos que podían suponer algún problema a la hora de jugar han sido bien resueltas y al final tenemos un juego con un gran apartado visual.



En cuanto a lo sonoro, pese a contar con unas notas que le dan cierto carácter propio, no será un aspecto que sobresalga especialemente, limitándose a cumplir. Lo que luego ya sí que es remarcable es el hecho de haber incluido un buen número de voces en completo castellano para dotar de más presencia al juego.

Conclusión

Splash Damage sabe que si de algo entiende es de multijugador. Puede que a nivel narrativo tengan carencias, pero cuando las balas suenan, pocos equipos de desarrollo entienden mejor que ellos cómo pueden y deben ser las cosas.

Con esto en mente Brink es un re-enfoque a lo que pudimos ver de ellos en Quake Wars o una evolución adaptada a los nuevos tiempos de Wolfenstein: Enemy Territory. Han cogido lo mejor de sus experiencias previas y le han añadido el elemento de parkour, obteniendo así un juego que busca re-definir el juego en equipo multijugador y que en gran medida logra. Dejamos atrás frios enfoques tácticos y nos metenos de lleno en un mundo donde la adaptación será la clave. Decía al principio del artículo que “Buscando un futuro” era un buen subtítulo para el análisis de Brink, y termino diciendo que lo es porque con Brink tenemos un futuro del multijugador prometedor asentado sobre los férreos cimientos del pasado.

Lo mejor: Todo lo que tiene que ver con el juego una vez dentro de cada misión, la personalización de cada tipo de personaje

Lo peor: Historia por capítulos demasiado sueltos.

Ficha técnica

También te puede interesar

Secciones relacionadas

Presentación en Yerba Buena

nuevo ipad de apple

Fotos del nuevo iPad de Apple

Amplia galería fotográfica de la presentación del ultimo tablet de los de Cupertino...

Xbox Live

Xbox Live

Todo sobre Xbox Live

Accede a nuestra sección exclusiva de Xbox Live en el que podrás conocer todas las novedades del servicio online de Microsoft, participar en sorteos y eventos y descubrir los últimos análisis de todos los juegos de Xbox Live...

F&S Game Festival

F&S Game Festival

Todas las fotos de la gala de F&S Game Festival

No te pierdes todo lo que sucedió en la gala presentada por Patricia Conde, Nerea Garmendia y Alex O'Dogherty...

Facebook se renueva

Facebook se renueva

Imágenes de la presentación del nuevo Facebook

El CEO de Facebook Mark Zuckerberg ha sido el maestro de ceremonias...