Plataformas: PS3 Xbox360

Análisis Red Faction: Battlegrounds

Explosiones, velocidad y más explosiones en el descargable centrado en vehículos de la franquicia Red Faction

Hasta ahora, Red Faction siempre estuvo ligado a shooter con explosiones y muros destruibles como principal característica. Pues bien, con Red Faction Battlegrounds esa percepción cambia para ofrecernos un juego donde las explosiones siguen, pero cambia de género para convertirse en un juego centrado en vehículos que lucharán por ser los ganadores de cada ronda. Y es que en Red Faction Battleground se nos pondrá al mando de vehículos armados para conseguir llevar a cabo las pruebas que se nos presenten en mapas llenos de objetos explosivos, desniveles y zonas donde conseguir mejoras momentáneas o arreglos para nuestros maltrechos vehículos.

El juego está principalmente orientado al multijugador pero, pese a ello, contaremos con un total de dieciséis misiones para un sólo jugador que nos permitirá hacernos con los principales conceptos del juego, los diferentes tipos de vehículos así como ir subiendo de nivel. Este aumento de nivel lo que nos permitirá será acceder a diferentes y mejores vehículos con sus mejoras correspondientes, por lo que no estará de más que hayas entrenado un poco antes de entrar a jugar online. Pese a no ser demasiadas pruebas, y muchas de ellas tratarse de una mera presentación de algún tipo de prueba o vehículo, cada una tiene tres marcas a superar cada una de las cuales te otorga una estrella diferente y se guardan nuestros mejores tiempos. Es posible desbloquear todas las misiones pasando justo consiguiendo estrellas de bronce, pero siempre nos quedará el reto primero de conseguir las estrellas de oro y luego de superar nuestros propios tiempos.



Pero hemos dicho que el principal aliciente del juego es el multijugador y aquí nos encontramos con  el juego en red local o a través de internet donde un total de hasta cuatro jugadores se verán las caras. En ambos casos los modos de juego serán duelo a muerte, duelo a muerte en equipo, captura la bandera, frenesí de bandera y rey de la colina. Pese a que ya los modos duelo a muerte tienen cierto aliciente, los modos más entretenidos son frenesí de bandera, donde tendremos que ir recuperando las banderas a toda velocidad evitando que lo haga el rival por los medios que sean necesarios, y sobre todo rey de la colina que nos hará sentir la máxima tensión cuando  nos toque defenderla. Que el número de competidores sea tan escaso hace que en ningún momento nos veamos superados y permite un mayor pique entre los competidores. Pique que comienza desde el punto de encuentro de la partida donde tendremos que elegir el típo de vehículo que usaremos y que, de no prestar atención y hacer una correcta elección en función del modo de juego y vehículos rivales, podemos empezar a perder.

Una vez dentro de la partida, y salvando los objetivos que dependerán del modo de juego en el que estemos, nos encontraremos con un juego de conducción arcade que por otro lado contará con el aliciente de tener dos modos de disparo posibles. En uno bastará con apuntar en la dirección que queramos girar nuestra arma para disparar con el stick derecho. Se trata del modo más sencillo y menos exigente donde dispararemos allá done señalemos con el stick derecho (mientras con el izquierdo “conduciremos”). En el otro modo de disparo, señalaremos la dirección igualmente con el stick derecho pero no dispararemos hasta que pulsemos el botón de disparo correspondiente. Ambos modos son buenos aunque el hecho de que el disparar constantemente haga que tus armas se calienten y si se re-calientan tengas que esperar a que se enfríen para seguir disparando pueden inducirte a usar el sistema de disparo por pulsación de botón para optimizar el uso de munición y consiguiente calentamiento.

En cada mapa, además de enemigos, nos encontraremos con objetos que irán apareciendo según pase el tiempo. Estos objetos irán desde minas a pequeños agujeros negros que atraerán todo vehículo que haya alrededor antes de explotar (por lo que no es recomendable quedarse cerca una vez se lanza), pasando por el arreglo de tu vehículo y kits que te otorgarán escudos, velocidad o daño mejorados durante un periodo corto de tiempo. Conseguir estos objetos ofrece una importante ayuda en el juego, pero tendrás que evaluar su importancia en función del estado de la partida y los objetivos de la misma, porque en Red Faction Battleground será peligroso dejar la parte trasera de tu vehículo al descubierto. Todos los vehículos, independiente de su blindaje, son más vulnerables por la parte trasera, por lo que flanquear al enemigo cuando ataques, o usar la marcha atrás cuando encaremos al enemigo, para ofrecer la parte más resistente al fuego enemigo, serán elementos a tener en cuenta cuando juguemos.

Gráficamente el juego cumple más que de sobra para tratarse de un juego en el que veremos nuestros vehículos y el de los rivales desde una vista superior. Quizás hubiera sido de agradecer el que nos ofrecieran la opción de elegir el zoom que queríamos tener en vez de que este varíe según le venga en gana al juego, pero generalmente funciona correctamente por lo que no hay demasiada pega.  A modo de extra, en PS3 el juego cuenta con opción de activar un modo 3D que le aumenta puntos a este apartado. En cuanto a la música no cuenta con una banda sonora de relumbrón, pero al tratarse de un juego que, en muchos casos, nos tendrá en tensión tratando de controlar nuestro vehículo y disparando a los enemigos cumple.



Por último un par de pegas, siendo una de ellas algo anecdótica y la otra más importante. La más anecdótica se  trata del nombre del juego. Sobre Battlegrounds es obvio que no hay pega alguna, pero que se trata de un juego de Red Faction apenas nos lo indicará el diseño artístico de los mapas, llenos de zonas mineras y una clase de vehículos robóticos. Vamos, que si se llamara Battlegrounds sería difícil adivinar que se trate de un Red Faction, más allá de que en Red Faction: Guerrilla pudieramos controlar vehículos similares. Dejando esta anécdota a un lado, la mayor pega del juego viene de la mano del estado del multijugador. En más de una ocasión, al menos en la versión de PS3 que hemos podido probar, nos hemos encontrando con algún que otro problema para jugar en condiciones. Ahora bien, una vez conseguimos entrar en una partida no hay ya más problema que conseguir seguir vivos.

Esto así, tenemos que Red Faction Battlegrounds es un juego de vehículos con armas orientado al multijugador que lo cierto es que resulta entretenido. Hubiera estado bien que estuviera más fundamentado el uso del nombre Red Faction y puede que no sea el juego más original del mundo, pero para echar unas partidas con tres amigos cumple sobradamente. 


Ficha técnica

También te puede interesar

Secciones relacionadas